Arte y ciencia en la pintura de paisaje Alexander von Humboldt

Biblos-e Archivo/Manakin Repository

Show simple item record

dc.contributor.advisor Puig-Samper Mulero, Miguel Ángel (dir.)
dc.contributor.author Garrido Moreno, Elisa
dc.contributor.other UAM. Departamento de Historia y Teoría del Arte es_ES
dc.date.accessioned 2016-02-16T12:37:40Z
dc.date.available 2016-02-16T12:37:40Z
dc.date.issued 2015-12-04
dc.identifier.uri http://hdl.handle.net/10486/669708
dc.description Tesis doctoral inédita leída en la Universidad Autónoma de Madrid, Facultad de Filosofía y Letras, Departamento de Historia y Teoría del Arte. Fecha de lectura: 04-12-2015 es_ES
dc.description.abstract During the Enlightenment, new discoveries created a new way of looking at Nature. The modern conception of the world had replaced the vision of a harmonious cosmos with a new sense of order based on the scientific method. Some of the most important scientific travels, like those of Cook in the Pacific, were carried out at this time. On the one hand, naturalist iconography reached a level of detail never seen before, being expressed in botanical and zoological drawings; on the other, it was a significant moment for the History of Art, when aesthetic categories like the picturesque and the sublime were being discussed. The interest in landscape was increasing and some artists had started to travel to depict exotic lands overseas, some publications on oriental travels, like the scenery depicted by painters William Hodges and Thomas Daniell, became especially famous. Meanwhile, scientific expeditions associated with the Spanish Enlightenment sought the rational use and exploitation of the Empire. For this reason, it was essential to have a perfect knowledge of the territory and its colonial possessions. While explorers in Spanish America worked with artists, they were mainly motivated by colonial interests in spice trading and in the exploitation of land. Alexander von Humboldt was one of the first foreigners to visit the Spanish colonies, with the French botanist Aimé Bonpland. They sailed from the port of la Coruña (Spain) to the Canary Islands and arrived at the city of Cumaná (Venezuela) travelling through the viceroyalties in Colombia, Ecuador, Peru, Mexico, and Cuba. After the voyage, Humboldt published a work entitled Voyage aux Regions Équinoxiales du Nouveau Continent, written in French between 1807 and 1834, and also hundreds of studies in geography, botany, physics, history and culture. This study is focused on his most illustrated work: Atlas Pittoresque, Vues des Cordillères et monuments des peuples indigènes de l’Amérique (1810). This publication, containing sixty-nine plates of vistas, changed the way of seeing the Americas, going beyond botanical research to consider Nature, history and American culture. Humboldt was the first to publish a picturesque atlas of America and presented an image which had been never seen before, shaping the landscape of the New Continent to be presented to Europe. This thesis analyses this publication as a vehicle for the interpretation of the American landscape, exploring the role of arts and visual culture in Humboldt’s vision of America. The dissertation begins with a theoretical and methodological section. Thereafter the argument is developed in three parts: the first is dedicated to the links between art and science in Humboldt’s view of Nature, the second explores the images of the Atlas Pittoresque as a practice of visual collecting, and the last explores Humboldt’s vision of the Orient and its projection onto the American tropics en_US
dc.description.abstract Durante la Ilustración, los nuevos descubrimientos geográficos y el avance de la ciencia, crearon una nueva forma de ver la naturaleza. La concepción moderna del mundo había reemplazado a la visión de un cosmos armonioso por un nuevo sentido de orden, basado en el método científico. Algunos de los viajes científicos más importantes, como los de Cook en el Pacífico, se llevaron a cabo en esa época. Por un lado, la iconografía naturalista había llegado a un nivel de detalle antes nunca visto, expresado en la circulación de dibujos botánicos y zoológicos; por otro, era un momento importante para la historia del arte, por la discusión que generaban algunas categorías estéticas como lo pintoresco y lo sublime. El interés por el paisaje iba en aumento y algunos artistas comenzaron a viajar a representar a tierras exóticas en el extranjero, algunas publicaciones sobre viajes orientales, como los imaginarios representados por los pintores William Hodges y Thomas Daniell, se hicieron especialmente famosos. Mientras tanto, las expediciones científicas asociadas a la Ilustración española buscaron el uso racional y la explotación del Imperio. Por esta razón, es esencial tener un perfecto conocimiento del territorio y de sus posesiones coloniales. Mientras que los exploradores españoles en América trabajaron con artistas, sin duda estaban principalmente por los intereses coloniales en el comercio de especias y en la explotación de la tierra. Alexander von Humboldt fue uno de los primeros extranjeros en visitar las colonias españolas, junto al botánico francés Aimé Bonpland. Ambos navegaron desde el puerto de La Coruña (España) a las islas Canarias, y llegaron a la ciudad de Cumaná (Venezuela) viajando a través de los virreinatos en Colombia, Ecuador, Perú, México y Cuba. Tras el viaje, Humboldt publicó una obra titulada Voyage aux Regiones Équinoxiales du Nouveau Continent, escrito en francés entre 1807 y 1834, así como cientos de estudios en geografía, botánica, ciencias físicas, historia y cultura. Este estudio se centra en su obra más ilustrada, el Atlas Pittoresque, o Vues des Cordillères et monumens des peuples indigènes de l'Amérique (1810). Esta publicación, que contenía sesenta y nueve vistas, cambió la forma de ver el continente más allá de la investigación botánica, teniendo en cuenta su naturaleza, su historia y su cultura. Humboldt fue el primero en publicar un atlas pintoresco de América y mostró una imagen que no había sido vista nunca antes, dando forma al paisaje del Nuevo Durante la Ilustración, los nuevos descubrimientos geográficos y el avance de la ciencia, crearon una nueva forma de ver la naturaleza. La concepción moderna del mundo había reemplazado a la visión de un cosmos armonioso por un nuevo sentido de orden, basado en el método científico. Algunos de los viajes científicos más importantes, como los de Cook en el Pacífico, se llevaron a cabo en esa época. Por un lado, la iconografía naturalista había llegado a un nivel de detalle antes nunca visto, expresado en la circulación de dibujos botánicos y zoológicos; por otro, era un momento importante para la historia del arte, por la discusión que generaban algunas categorías estéticas como lo pintoresco y lo sublime. El interés por el paisaje iba en aumento y algunos artistas comenzaron a viajar a representar a tierras exóticas en el extranjero, algunas publicaciones sobre viajes orientales, como los imaginarios representados por los pintores William Hodges y Thomas Daniell, se hicieron especialmente famosos. Mientras tanto, las expediciones científicas asociadas a la Ilustración española buscaron el uso racional y la explotación del Imperio. Por esta razón, es esencial tener un perfecto conocimiento del territorio y de sus posesiones coloniales. Mientras que los exploradores españoles en América trabajaron con artistas, sin duda estaban principalmente por los intereses coloniales en el comercio de especias y en la explotación de la tierra. Alexander von Humboldt fue uno de los primeros extranjeros en visitar las colonias españolas, junto al botánico francés Aimé Bonpland. Ambos navegaron desde el puerto de La Coruña (España) a las islas Canarias, y llegaron a la ciudad de Cumaná (Venezuela) viajando a través de los virreinatos en Colombia, Ecuador, Perú, México y Cuba. Tras el viaje, Humboldt publicó una obra titulada Voyage aux Regiones Équinoxiales du Nouveau Continent, escrito en francés entre 1807 y 1834, así como cientos de estudios en geografía, botánica, ciencias físicas, historia y cultura. Este estudio se centra en su obra más ilustrada, el Atlas Pittoresque, o Vues des Cordillères et monumens des peuples indigènes de l'Amérique (1810). Esta publicación, que contenía sesenta y nueve vistas, cambió la forma de ver el continente más allá de la investigación botánica, teniendo en cuenta su naturaleza, su historia y su cultura. Humboldt fue el primero en publicar un atlas pintoresco de América y mostró una imagen que no había sido vista nunca antes, dando forma al paisaje del Nuevo es_ES
dc.format.extent 397 pag. es_ES
dc.format.mimetype application/pdf en
dc.language.iso spa en
dc.language.iso eng en
dc.subject.other Humboldt, Alexander von - Tesis doctorales es_ES
dc.subject.other Pintura - Ciencia - Tesis doctorales es_ES
dc.title Arte y ciencia en la pintura de paisaje Alexander von Humboldt es_ES
dc.type doctoralThesis en
dc.subject.eciencia Arte / Bellas Artes es_ES
dc.rights.cc Reconocimiento – NoComercial – SinObraDerivada es_ES
dc.rights.accessRights openAccess en


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record